Programa VMC

Vamos en tribu

Porque es momento de volver a lo colectivo, de tejer redes y conexiones, en ayuda mutua y colaboración horizontal.
En solitario vamos más rápido, juntos llegamos más lejos y en este caso, más profundo.

Vamos con gozo

Porque el camino del despertar de la conciencia humana también incluye el gozo.
Un cuerpo vivo, habitado, con la capacidad de sentir la intensidad de la existencia.
Permitirte conectar con el disfrute y la alegría de vivir.

Vamos nutridos

Un espacio de cuidado y nutrición a todos los niveles, donde escuchamos sin juzgar, donde comunicamos en confianza.
A través del contacto consciente, nuestras manos acompañan y cuidan el proceso del otro con profundo amor y respeto.



¿Imaginas poder elegir una vida más plena y consciente?

Vivir desde el corazón, conlleva numerosos beneficios:

  • Auto-conocimiento, saber quién y qué hay detrás de tu manera de pensar, actuar.
  • Conocer nuestro cuerpo y nuestro cerebro, podemos dejar de vivir como máquina, pero para eso hay que conocerla bien.
  • Un mejor manejo de las montañas rusas emocionales.
  • Abrir paso, limpiar las aguas turbias y con obstáculos del mar emocional
  • Autocuidado: saber qué es lo que necesito yo, qué me hace bien y qué no, escoger lo que me nutre.
  • Mejora en los vínculos y relaciones, menos apego tóxico, aprender a poner límites, saber desde dónde me vinculo, cuando abrirse y cuando cerrarse
  • Conocer tus máscaras y personajes.
  • Desmontar corazas de protección, miedo y trauma que impiden vivir con plenitud, libertad y paz interior.
  • Conectar con energías más sutiles, estar abierto a los mensajes de la vida y sus sincronías.
  • Vivir en abundancia material e inmanterial, en confianza.
  • Desmontar la ilusión de la separación.
  • Despertar la conciencia, sumarte a la humanidad que vive conectada con la vida, con la naturaleza y con el todo.

En los talleres regulares se abre un espacio de co-creación del camino desde la mente automática hacia el maestro corazón.

Co-creado porque lo construimos entre todas las personas que conformemos el grupo.

Se propone una estructura, un mapa, desde el estudio, vivencia y recorrido propios, aunque con una gran coherencia con el momento de la humanidad en que nos encontramos.

Un soporte para la práctica semanal, que nos ayude estar más en auto-observación como herramienta de conocimiento y evolución.

Nadie es gurú y a la vez somos maestros, todas las personas que hemos sentido el llamado a sentarnos en círculo y crecer en colectivo, estamos en un nivel de conciencia determinado, el justo y necesario para este momento.

Exploramos qué significa tener un cerebro conectado con la sabiduría del corazón, que puede escoger VS seguir en el programa automático.

Ese elegir depende de muchos factores que sería interesante conocer, por ejemplo, ¿quién decide en cada momento, nuestra mente primitiva? ¿El sistema límbico? ¿Nuestra intuición a través del corazón? ¿patrones? ¿memorias?

Conocer los filtros que utiliza nuestra mente para manejarse con su percepción de la realidad, nos ayudará a saber desde dónde elegimos.

Abrir el campo de memorias del alma, nos permite también conocer cuáles son los cimientos de nuestra estructura vital.

Esto es un llamado a aquellas personas que sientan que ya es momento de tomar el camino del corazón, el “cómo”, lo descubriremos juntos, y lo haremos llevando el conocimiento a la vivencia en el cuerpo.

El cuerpo como vasija del alma, el cuerpo como nuestro templo y como la expresión última de la creación.

Un cuerpo habitado, fluyendo y enraizado con la tierra, como un árbol de raíces profundas, capaz de sostener un vendaval.

Un viaje también por el cuerpo emocional, “Sin la emoción, la oscuridad no puede ser transformada en luz, ni la apatía en movimiento” C. Jung.

Usamos como recursos:

La bioenergética transpersonal no dual, que aporta una exploración del psico-movimiento corporal llevándonos a estados de conciencia donde nuestra percepción del presente muestra partes del yo con información y matices muy útiles para el auto-conocimiento.

Incluimos los campos energéticos sutiles o invisibles como gestadores del mundo visible, de la materia. Exploramos la energía como parte de nuestro cuerpo y como parte no separada del todo, precisamente como aquello que lo une con el cosmos.

Proponemos dinámicas de grupo donde aprendemos a través de la relación con el otro.

Como complemento para el contacto consciente y el conocimiento de las dimensiones del cuerpo humano, incluimos el masaje bioenergético profundo, entrando en los centros energéticos, cadenas musculares y órganos, con la sabiduría del Tao y la medicina tradicional.

En determinados tramos del camino incorporaremos las constelaciones familiares para enfocar el trabajo.

También la meditación para integrar desde un campo más sutil.

El viaje al maestro corazón, no es un destino, sino cómo transitar la vida en toda su intensidad, de un modo mucho más gozoso, sereno, libre y consciente.

Descubrir de una manera nueva lo que significa ser humano.

Un programa completo y ordenado, con muchas más propuestas que no caben en estas líneas y que te invitamos a vivir en este tramo de tu historia de vida, descubriendo para qué ha llegado esta información aquí y ahora.




A %d blogueros les gusta esto: